Blogia
altoguadalquiviralminuto

El profesor del IES Santos Isasa Alberto Monterroso publica un libro de Marco Aurelio

El profesor del IES Santos Isasa Alberto Monterroso publica un libro de Marco Aurelio Alberto M. Monterroso Peña, profesor de Latín en el IES Santos Isasa de Montoro, acaba de publicar su primer libro, titulado "El Emperador Impasible", que ha sido respaldado por la editorial "Alcalá" dado su eminente interés histórico. Se trata de una novela, escrita en primera persona por un personaje cordobés, como el padre de Séneca, Marco Aurelio (el viejete con barba que aparece en la película Gladiator).

¿Quién fue el protagonista de esta novela?
-Marco Aurelio fue un emperador único, como político e intelectual. Con su muerte inician los historiadores lo que se conoce como la decadencia del imperio Romano. Pronto me di cuenta de que estaba escribiendo la historia de uno de los hombres más sabios y coherentes, de un ser humano emblemático y excepcional. Opté por el rigor histórico y la documentación. Su época es el siglo II, el de la edad de oro, de la cultura, de la civilización. Esta época permitía contemplar los dos siglos anteriores desde una visión retrospectiva centrada en la ciudad de Córdoba, capital de una de las más brillantes provincias del Imperio Romano.

-¿Por qué la ciudad de Córdoba?
-Aunque Marco Aurelio nació en Roma era oriundo de Córdoba. Y es heredero de una trayectoria intelectual y política que empieza en Séneca el Viejo y la Córdoba del siglo I a.C. La novela comienza con una carta que Marco Aurelio remite a un familiar suyo que vive en Córdoba. La carta remitida a Dasumio que sirve como inicio y base del relato es una de las pocas ficciones de la novela. Sin duda Marco Aurelio tuvo familiares en Córdoba de la rama familiar materna de los Dasumios, y también Annios de Vcubi (Espejo, Córdoba), de donde procedía su línea paterna. Pero, aunque es probable que mantuviera contacto epistolar con ellos, no lo es que escribiera una carta tan personal e íntimamente reveladora como la que sirve de inicio para la novela.
La narración de su nacimiento en el capítulo segundo le lleva a Córdoba, se aprovecha la línea argumental para hablar de esta importante ciudad del imperio, para desmontar clichés y aportar datos históricos sobre la ciudad, su importancia y la calidad de los intelectuales que aportó al imperio. Se aprovecha la ocasión para hablar de Séneca padre, de todos los Anneos, de aspectos desconocidos e interesantes de los poetas y oradores de la Bética, también de Séneca, Porcio Latrón, Junio Galión, Sextilio Ena o Sexto Mario, por ejemplo.

-¿Qué narra de política, la religión, la moral y la condición humana?
-Hablar de la Córdoba del s. I nos lleva también a la época clave del cambio de régimen en Roma: del paso de la República al Imperio, de las guerras civiles, de los triunviratos, de la dictadura de César, de los emperadores Augusto, Tiberio, Calígula y Nerón. Se trata a fondo la política de Roma en esta época decisiva y se habla de la decisiva influencia de los intelectuales andaluces en esta tesitura histórica.
Marco Aurelio es un hombre de una alta categoría ética. Se vuelca en su deber, acomete iniciativas sociales, crea hospitales, colegios de viudas y huérfanos, atiende a las necesidades del pueblo, amplia la cobertura social y jurídica de las mujeres, promueve un trato más humano hacia los esclavos, busca una mayor justicia social, es emblema de valores como la justicia, la fortaleza, la templanza o la paciencia. Obedece estoicamente a la Providencia. Se ha considerado paradójico que un personaje de valores morales tan hondos fuera enemigo del cristianismo. Para tratar este asunto procuramos hacer una especie de arqueología del pensamiento antiguo anterior al cristianismo. También se habla de cómo veían desde el poder el incipiente protagonismo de esta nueva religión, de por qué Marco Aurelio los considera nocivos, de qué aspectos políticos y sociales ve amenazados.
Paralela a la narración de su vida se entremezcla el relato con una continua reflexión sobre la existencia y la condición humanas. El emperador habla de la vida, de la muerte, de filosofía, de cultura, de pensamiento. Todo ello dentro de su universo vital, de sus experiencias como ser humano. Marco Aurelio tiene que asumir un poder absoluto que a muchos emperadores anteriores a él hizo caer en la tiranía y en la pérdida de la razón. Tiene que enfrentarse a la muerte de sus seres más queridos, a la traición, a una peste asoladora y terrible, a la supuesta infidelidad de su esposa, al infortunio, a la desesperación, a la ruina… Y en medio de esta vorágine de calamidades sólo halla consuelo en la filosofía, que le impulsa a no flaquear en ningún momento en su lucha a favor de la dignidad, de la justicia, del pensamiento, de la extensión de la cultura, la civilización, la ecuanimidad, la solidaridad y la razón, es decir, de todo lo que para él simbolizaba Roma.

-¿Qué valoración hace de la narración y qué fuentes ha utilizado?
-La novela es un relato en 1ª persona. Se plasma con rigor histórico la biografía de un personaje histórico trascendental, oriundo de Córdoba. La acción comienza al final de su vida, de modo que analiza y valora los acontecimientos clave de su existencia.
Lo más difícil ha sido intentar entender el pensamiento de Marco Aurelio y plasmarlo. Había que mirar con sus ojos y sentir con el alma de un intelectual del siglo II. Para ello hemos contado con la ayuda inestimable de su obra Meditaciones, que ayuda a entender el universo conceptual y vital de este emperador filósofo. Para cuestiones religiosas hemos acudido a Juliano el Apóstata, para desenmarañar la genealogía al estudioso Di Vita-Évrard, en aspectos históricos han sido imprescindibles las obras de Dión Casio, Herodiano y la Historia Augusta. Para la Córdoba Romana y sus intelectuales habría que citar toda la bibliografía de mi tesis doctoral, especialmente Fontán, León Homo, Ibáñez Castro, León Alonso, Rodríguez-Pantoja, etc.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Alchivet -

Mis más sincera enhorabuena querido Alberto Monterroso.
Fui alumna suya (creo que buena, por las notas que sacaba, jajaja)
Le felicito de corazón. Le admiro desde que empezó a ser mi profesor. Siempre supe que su sabiduría tenía que plasmarse en algo, y ha sido en ese magnífico libro que, espero y deseo, sea un éxito.
Un fuerte abrazo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres